Alquila una propiedad con un bajo historial de crédito

Hoy en mi Semanario Rock And Realtor, voy a hablarte de un tema que seguro te va a interesar mucho (especialmente si no tienes conocimiento en bienes raíces y no tienes un buen historial de crédito) “Alquila una propiedad con un bajo historial de crédito” con los tips que te daré a continuación. ¡Sácales el mayor provecho!

Es muy probable que hayas escuchado antes que si no posees un buen crédito, no vas a encontrar una propiedad decente. En parte hay mucho de razón en esto, no te mentiré, sin embargo, la idea principal de este post es aconsejarte y buscar soluciones de las que puedas beneficiarte.

Tal vez eres muy joven y estás “padeciendo” de este problema; pues bien… ¡eso no es impedimento para que  consigas una buena propiedad de alquiler! Mira todo esto como un paso a la adultez.

Firmar el contrato de arrendamiento no es cualquier cosa, ten en cuenta que los propietarios pueden sugerirte que otra persona firme por ti en caso de que no cumplas con los requisitos credenciales necesarios, pero este es el camino fácil, especialmente si un familiar firma por ti… esto no es buena idea si quieres impulsar tu perfil de crédito.

La idea es que el propietario vea que eres un inquilino responsable y comprometido (incluso si tu historial de crédito es prácticamente invisible). Los propietarios podrían preferir a alguien con un historial de principiante antes que a alguien que descuidó sus finanzas y se refleje en sus archivos.

¡Rentar una propiedad sin tener mucho crédito es posible!

¿Quieres una buena propiedad de alquiler teniendo un crédito bajo? Ten en cuenta que puedes tener uno sin contar un con crédito ejemplar, para eso, sigue los consejos que te daré a continuación:

  • Empieza a construir tu crédito: Recomiendo que hagas esto antes de ir a buscar una propiedad. Busca la forma de ir aumentando tu puntaje de crédito ya que en algún momento te hará mucha falta. Si crees que esto será un proceso rápido, te equivocas. Según Experian, tu crédito será visible luego de tres a seis meses de actividad regular del mismo. Para que comiences de una forma segura y sencilla, podrías empezar por los productos comunes de construcción de créditos, como tarjetas de crédito garantizadas, préstamos para constructores de crédito y tarjetas de crédito de tiendas al por menor para que todo comience a fluir.
  • Transparencia ante todo: Que seas transparente con tus finanzas es muy importante, ya que tu crédito no será suficiente si no es perfecto. Prueba que eres responsable y que puedes pagar la renta sin problemas. Los propietarios prefieren a alguien con un trabajo estable y sueldo aceptable a alguien con un historial irregular.
  • Prepárate a pagar un poco más por adelantado: El pago inicial de una propiedad es uno de los aspectos más importantes de una oferta, lo mismo sucede cuando se trata de alquilar. Si encontraste un excelente lugar para hospedarte pero el propietario está dudoso de aceptarte debido a tu historial de crédito, puedes “endulzar” un poco las cosas pagando unos meses por adelantado, así la persona sabrá que estás comprometido.
  • Considera tener un “roommate” o dos: Contar con un compañero para compartir gastos siempre puede hacer todo más sencillo, sobre todo si la persona tiene un buen historial de crédito. Además, vivir con otra persona no solo hará que todo sea más económico, sino que también será una buena forma de ir construyendo tu crédito.
  • Ten un plan de respaldo: Siempre es bueno contar con una opción “B”, ya que las probabilidades no estarán muy a tu favor si no tienes un buen historial de crédito y sobre todo en un mercado tan competitivo como el de bienes raíces. Si intentaste todo esto y no te fue muy bien, regresar a tu casa (o a la casa de tus padres) no es una mala idea, esto te ayudará a aclarar tu mente, ahorrar y mejorar tus finanzas. ¡Siempre habrá una propiedad para ti!

Encontrar una buena propiedad en renta si tienes un bajo crédito en tu historial es difícil pero no imposible, mentalízate para que todo salga a tu favor, pero también sé realista. Aumentar tu crédito es una tarea que lleva tiempo y constancia.

Espero que te haya gustado este artículo, ¡recuerda que puedes ingresar en mi blog para que leas contenidos similares que te serán de gran ayuda!